Ejecución del Eje Cisternas potenciará el desarrollo inmobiliario en Coquimbo

10

El eje Cisternas se ha convertido en el más importante proyecto de conectividad vial de los últimos años en la conurbación La Serena-Coquimbo. Mayor rapidez y una nueva vía estructurante que permitirá disminuir tiempos y congestión vial, pero que también, en la comuna de Coquimbo, definirá el desarrollo industrial e inmobiliario proyectando un nuevo polo de crecimiento para la comuna puerto.

Erwin Miranda, seremi de Vivienda y Urbanismo, señala que la etapa 2B del proyecto, que se entregará a fines de diciembre del 2017 y que contempla desde el paso sobre nivel  en Avenida Balmaceda hasta la rotonda de la ruta La Cantera que extiende esta vía  hasta Sindempart, al incorporarla a la propuesta del nuevo Plan Regulador de Coquimbo (en trámite), permitirá el desarrollo de importantes proyectos inmobiliarios en el sector nororiente de la comuna puerto haciendo un símil a lo que ocurre en la comuna de La Serena.

Para Miranda la construcción de esta vía es un símil a la llegada del metr  en la capital, por el estándar de la obra, la fluidez vial que genera y la conectividad que es uno de los requisitos más importantes para las empresas inmobiliarias en sus proyectos.

“Lo más valorado por la gente para definir donde vivir es la conectividad y eso es lo que hemos visto que ocurrirá en la comuna de Coquimbo en esta zona que delimita esta nueva vía y que tiene un potencial tremendo”, señala el seremi.

Mirada que también comparte el municipio de Coquimbo. Para el alcalde Marcelo Pereira el Eje Cisternas es un gran aporte a la conectividad  y movilidad de la ciudad,  abordando una gran  problemática que existe actualmente, como lo es la congestión vehicular “debido al déficit de infraestructura vial que nos hace tremendamente dependientes de la ruta 5, lo cual constituye una debilidad  evidente de nuestro sistema interurbano”. Pero además genera áreas estratégicas de crecimiento urbano.

Resultado de imagen para ejecucion de eje de cisternas en coquimbo

DESARROLLO DE BARRIO INDUSTRIAL Y ÁREAS VERDES

El seremi de Vivienda Erwin Miranda, explica que entre Avenida Balmaceda y  la etapa 2b del Eje Cisternas-Las Torres  se genera un triángulo hasta Avenida La Cantera que permite la extensión del Barrio Industrial, consolidando este lugar para las actividades  productivas, equipamientos e infraestructura. Se incluye en este sector de desarrollo industrial una zona de resguardo eléctrico, especialmente por la presencia de Transelec.

Tras este triángulo hacia el poniente y rodeado por el eje Cisternas-Las Torres  se establece un terreno de más de 300 hectáreas que el nuevo plan regulador, en proceso de tramitación, define para el desarrollo inmobiliario.

El seremi indica que tras el par vial que conecta a La Serena con Coquimbo se construirá un parque urbano pasado el cruce de Balmaceda hasta La Cantera. Una faja de área verde que permite mitigar y aplacar el efecto del barrio industrial en este sector de viviendas. “Es un futuro parque urbano longitudinal  a lo largo de toda la Avenida, al estilo del Parque Forestal en Santiago”.

El parque, explican desde el municipio, servirá para el esparcimiento y además como un área de protección de la nueva zona residencial y de servicios que mitiga los efectos del barrio industrial

EL NUEVO CORAZON DE LA CONURBACIÓN

Tras la extensión del Barrio Industrial y el futuro Parque Urbano, se encuentra un terreno eriazo  de más de 300 hectáreas que se proyecta como un importante polo de desarrollo en el nuevo Plan Regulador.

Para el municipio este tramo del Eje Cisternas correspondiente a la conexión entre Balmaceda-Avenida La Cantera es estratégico; una vía paralela al barrio industrial y que permitirá también, consolidar  otras vías transversales (oriente-poniente) como la Avenida Amanecer y Gerónimo Méndez, configurando una trama continua y un soporte para un sector que hoy se encuentra sin posibilidades de desarrollo debido a la norma urbanística que actualmente la regula y que cambiará sustancialmente, cuando se apruebe el instrumento de planificación e la comuna puerto.

De esta manera, explica el edil Marcelo Pereira se establece un desarrollo inmobiliario en esta primera franja, tras el parque “con un sector  residencial mixto en altura que permitirá densificar el borde poniente, promoviendo la convivencia de usos residenciales, comerciales  y equipamiento de escalas acordes a la magnitud de la vía”.

En la primera franja de terreno, el nuevo Plan Regulador establece una superficie mínima de subdivisión predial de 160m2 y una densidad de 900 habitantes por hectáreas, permitiendo la ejecución de proyectos inmobiliarios de edificios de hasta 35 metros de altura, que contarán con hermosa vista al borde costero y la sector oriente de la comuna.

Tras esta zona hacia el poniente se establece otra área de desarrollo urbano con  una altura de 14 metros máximo y densidad de 240 habitantes por hectáreas, ideal para viviendas y nuevos barrios residenciales.

Fuente: El Día

Redacción: Equipo Mistral

Compartir